miércoles, 17 de octubre de 2012

Egon Schiele,Nels Cline y Stalin cabeza abajo






En Bilbao,el fin de semana,nos maravillamos con los dibujos de Egon Schiele,con su maestría y delicadeza, de un expresionismo y desolación abrumadores,llenos de tristeza y,a pesar de una cierta sordidez ,de una amarga inocencia.Tanto me gustaron que,preso de la exaltación momentánea,le comenté a mi hija de doce años que eran de los mejores dibujos que había visto antes,a lo que,chafándome el frenesí artístico,me replicó que ella sí que había visto dibujos mejores."Y muchos",añadió.En fin...
























Nos divirtió la serie de Baselitz  "La señora Lenin y el ruiseñor",donde el pintor pone cabeza abajo a Lenin y a Stalin en una serie de dieciseis cuadros de gran formato.






Mientras hacíamos cola para entrar en el Guggenheim,cual sería nuestra sorpresa al descubrir en el personaje que nos precedía al gran(en todos los sentidos de la palabra) Nels Cline(aquí en un duo con Bill Frisell),el maravilloso guitarrista de Wilco.Lo saludamos y amablemente se dejó hacer una foto con los niños.Un tío estupendo.Todo un placer.






Y un placer resultó también asistir al concierto que Wilco ofreció esa noche,motivo de nuestra visita a la ciudad;para mí,sin duda,el mejor de los que he visto suyos(y ya van,creo,cinco). 














4 comentarios:

  1. Ay, ay, ay, qué punzadas de envidia me están dando.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que fue un buen día,Angel,sí que lo fue.

    ResponderEliminar
  3. "...al gran(en todos los sentidos de la palabra) Nels Cline"

    Perfecto!

    ResponderEliminar
  4. Hi,Brianne!Of course he is...great and big!!

    ResponderEliminar