domingo, 27 de mayo de 2018

Haiku



         Madrid. Vencejos.

         Poesía de una tarde

         de primavera.



sábado, 12 de mayo de 2018

Haiku



             Tras los cristales

             se adivina la nieve.

             Flor de romero.




martes, 24 de abril de 2018

Jesús Montiel. El amor y la vida.



"...Érase una vez, en Navidad, dos caras pegadas a una ventana del hospital. Un niño calvo

 y su padre mirando sin prisa el descenso de la nieve..."






"...Érase una vez un niño con su padre, en un parque, deslizándose por la rampa

 de un tobogán. Una sola risa cayendo desde la altura, igual que un águila, volando

hacia la presa de lo concreto..."



Sucederá la Flor, de Jesús Montiel. Ed. Pre- Textos.

Un verdadero milagro de amor, de belleza, de vida...


viernes, 20 de abril de 2018

Esta tarde...


Esta tarde, la lluvia ha borrado la ilusión de la nieve.

El fuego de la chimenea guardará su recuerdo.

Termino Al faro. El maravilloso segundo capítulo.

La casa vacía, la soledad, la muerte.

Toda la desolación, la sorpresa de la pérdida, del paso del tiempo.

Los muebles tapados bajo sábanas de abandono.

Ese chal que va resbalando de la percha hasta quedar tendido en el suelo, inerte,

sólo un triste habitante del olvido.

Afuera sigue lloviendo.

El humo de la chimenea, como la niebla de un sueño, envuelve el jardín.

Se va enredando, velo rasgado, entre las ramas del cedro.


jueves, 5 de abril de 2018

El hueco de tu ausencia


Qué pena da ver volar al mirlo.

Escuchar romper el mar, tan lejos.

Decirle adiós a una estación tras otra.

Y mientras, irse apagando.

Irse apagando lentamente.

Con la lentitud que invade una tarde de agosto.

Abrazar el silencio.

Ese silencio eterno, como de invierno antiguo.

Ir dejando sitio para que el Amor se instale.

Ese Amor que ha de vivir en el hueco de tu ausencia.


martes, 20 de marzo de 2018

Resulta imprescindible




Ahora que el jardín despierta

de su letargo invernal,

me asomo y busco el consuelo

de la primera flor.

La primavera que sueño

es un paseo por el campo.

Nada especial, un campo humilde.

Me bastan dos o tres árboles,

algún pájaro, un sendero.

Vosotros a mi lado.

Charlas y risas, algún recuerdo.

No me importa que llueva,

que haga sol, que sople el viento.

De todas las maravillas

que adornan este sueño,

sólo vuestra presencia

resulta imprescindible.