domingo, 10 de septiembre de 2017

Día de fiesta



La mañana del domingo se ha despertado 

luminosa y serena.

El mar brilla al fondo, con un azul festivo.

Desde el pueblo llegan los ecos de las 

campanas, llamando a la Celebración.


Mientras, en lo alto, las gaviotas, volando 

en círculo, parecen buscarme,

alarmadas ante la posibilidad de que no 

fuera consciente de tanta maravilla.

Y me lo cuentan entre chillidos. 

Y me invitan a la fiesta.







No hay comentarios:

Publicar un comentario