viernes, 19 de marzo de 2021

Con mi padre

 

Con mi padre



Es un pájaro carpintero, decía yo todo orgulloso.

No, es un arrendajo, decía mi padre.


Y esto, ¿es la aspérula?

No, decía él, la campánula.


Esa vez, estoy seguro,

Reconocí al turón.


No, decía él, es el hurón 

El que acaba de salir de las retamas.


Así, mi padre me enseñaba 

Las pocas cosas que sabía.


Pero es con estas pocas cosas

Con las que tuve una vida azul y rosa.


Y con las que, confiada, la fábula 

Vino a sentarse a mi mesa.


Mi padre me puso en la cabeza

Una estrella y una alondra,


Pero es una estrella que canta,

Una alondra alucinante,


Y por eso me veis

Caminar sin fin en la claridad.”



                                    Maurice Carême





                                        

miércoles, 3 de marzo de 2021

El paisaje que contemplo



Al lado de la ventana, cara al jardín, la pareja 

de jilgueros, siempre la misma, no dejan de mirarse.

En el mar, un viejo velero lucha contra la tempestad, 

aproando las olas.

A lo lejos las islas, y sobre la mesa, al lado de la 

vieja pipa, en una caja de madera víctima de algún

 naufragio, los tesoros del mar: corales, caracolas...

El crepúsculo va cayendo sobre el horizonte, 

y una bandada de estorninos tizna el azul del cielo 

con mil formas cambiantes.

En el jardín, las ocas, alborotadas, alertan de la 

presencia de un intruso que, a primera vista, sólo 

pasaba por allí.

Y todo ello envuelto por el tañer de campanas de 

San Julián, llamando a misa en esta permanente 

mañana de domingo.


lunes, 30 de noviembre de 2020


Malherido, el sol de la tarde, tras el vendaval,

atraviesa la puerta de cristal y se posa,

cálido, sobre mis pies descalzos.

Es este un  invierno extraño.

En una hora, mi hija se marcha para Madrid.

El viento comba los árboles del jardín,

 y ya no quedan nubes que ver pasar,

a toda velocidad,  por el cielo.

Ya no quedan nubes.

Como las nubes, se va el presente.

Y lo busco, y lo pierdo.

Sin darle tiempo a que sea pasado

ya es un recuerdo.
 
Ni una sola nube.

Cómo un cielo tan azul puede resultar tan frío...



lunes, 27 de abril de 2020

Cortázar


                 

      “¿A vos no te pasa que te despertás a veces

       con la exacta conciencia de que en ese momento

       empieza una increíble equivocación?”

                                           Julio Cortázar, Rayuela